counter create hit Russian and French Prison - Download Free eBook
Hot Best Seller

Russian and French Prison

Availability: Ready to download

Nearly a century has passed since Kropotkin wrote this book yet his criticisms of the penal system are still relevant. It is his own experience in prison, both in France and in Russia, that gives this book its power.


Compare

Nearly a century has passed since Kropotkin wrote this book yet his criticisms of the penal system are still relevant. It is his own experience in prison, both in France and in Russia, that gives this book its power.

30 review for Russian and French Prison

  1. 4 out of 5

    Miguel

    Impresionante como cada una de las aseveraciones en este texto son perfectamente aplicables al modelo actual, cada una de las criticas se puede ver reflejada en las prisiones y en las politicas carceleras de hoy. el hecho de que no se haya generado ningun cambio en los ultimos 2oo años habla bastante sobre el progreso de la politica y de la forma arcaica en que se siguen tratando lo problemas. Una vision indispensable para quien busque un cambio de enfoque y un analisis de las malas practicas que Impresionante como cada una de las aseveraciones en este texto son perfectamente aplicables al modelo actual, cada una de las criticas se puede ver reflejada en las prisiones y en las politicas carceleras de hoy. el hecho de que no se haya generado ningun cambio en los ultimos 2oo años habla bastante sobre el progreso de la politica y de la forma arcaica en que se siguen tratando lo problemas. Una vision indispensable para quien busque un cambio de enfoque y un analisis de las malas practicas que existen en este momento.

  2. 5 out of 5

    Fortuna

    If you're unsure about the necessity, value, or virtue of prisons, read this book. A very gruesome analysis of how prisons worked in Russia and France during the time, straight from someone who not only read extensively on the subject, but passed through these institutions as a prisoner. The parallels with contemporary carceral systems are deeply disturbing at the least. Kropotkin's writing style is very accessible and pleasant to read in his other texts, but the subject matter and content of thi If you're unsure about the necessity, value, or virtue of prisons, read this book. A very gruesome analysis of how prisons worked in Russia and France during the time, straight from someone who not only read extensively on the subject, but passed through these institutions as a prisoner. The parallels with contemporary carceral systems are deeply disturbing at the least. Kropotkin's writing style is very accessible and pleasant to read in his other texts, but the subject matter and content of this text make it a hard read none the less.

  3. 4 out of 5

    Tommy Schmitz

    Besides the wonderful stories, here... two things: One, K gives us the most psychologically detailed and yet humble descriptions and conditions of those suffering solitary confinement. K offers a brilliant idea: eliminate all prisons. For any ruling nation-state, of course, this is beyond comprehension.

  4. 5 out of 5

    Alexey Khoryushin

    У строителей ГУЛАГа были достойные учителя...

  5. 5 out of 5

    Ronaldo Lima

    Dolorosamente atual.

  6. 4 out of 5

    Cocoa Books

    Con un vocabulario fácil de entender, sin muchas pretensiones, ameno y utilizando hechos y teorías, el autor nos hace ver otra realidad, una que se nos escapa a nuestro conocimiento. Empieza a hablar de las cárceles francesas, que son las que mejor conoce ya que él mismo estuvo en dos de ellas, para hablar también de las rusas – que también conoce – y haciendo referencia de algunas otras como las inglesas o las alemanas. Aunque este texto fue escrito en 1887, no puedo no recordar que las cárceles sigu Con un vocabulario fácil de entender, sin muchas pretensiones, ameno y utilizando hechos y teorías, el autor nos hace ver otra realidad, una que se nos escapa a nuestro conocimiento. Empieza a hablar de las cárceles francesas, que son las que mejor conoce ya que él mismo estuvo en dos de ellas, para hablar también de las rusas – que también conoce – y haciendo referencia de algunas otras como las inglesas o las alemanas. Aunque este texto fue escrito en 1887, no puedo no recordar que las cárceles siguen vigentes hoy día, y que el hecho de que en algunos países tengan mejores condiciones que antaño, no las hace mejores, puesto que siguen privando a sus miembros de libertad y siguen utilizándose como castigo, en vez de sistema de reinserción. Sin olvidarnos de que las tres cuartas partes de los “criminales” que entre esas paredes se encuentran, han sido declarados culpables por delitos contra la propiedad, no contra otros seres humanos. Unos delitos provocados por la sociedad, sin duda alguna. Y entonces me planteo una pregunta, ¿no tenemos nosotros parte de la culpa de esos delitos? Si nosotros mantenemos esa sociedad desigual, que discrimina y margina, y empuja a ciertas personas hacia la delincuencia, ¿no somos nosotros igual de culpables?

  7. 5 out of 5

    Luís Garcia

    (lido em Lampang, Tailândia)

  8. 5 out of 5

    Nicholas Angeletakis

  9. 4 out of 5

    Jocelenilton Silva

  10. 5 out of 5

    Neil

  11. 5 out of 5

    Ehsan

  12. 4 out of 5

    Reclaimthefields

  13. 5 out of 5

    StaticTuesday

  14. 4 out of 5

    Rima Lyma

  15. 5 out of 5

    Océane Dubois

  16. 5 out of 5

    Tammy

  17. 4 out of 5

    Babis Papakostas

  18. 4 out of 5

    Cleonys

  19. 4 out of 5

    Fernando Pérez Barral

  20. 5 out of 5

    Gio

  21. 5 out of 5

    Fabi

  22. 4 out of 5

    space

  23. 4 out of 5

    Elizabeth Α.

  24. 5 out of 5

    Astrid Indah

  25. 5 out of 5

    Makis Tzimakis

  26. 5 out of 5

    Sofia Tatidou

  27. 4 out of 5

    Miguel

  28. 4 out of 5

    Gregoris

  29. 5 out of 5

    Gaia

  30. 5 out of 5

    Pao Eisai Zapre

Add a review

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Loading...
We use cookies to give you the best online experience. By using our website you agree to our use of cookies in accordance with our cookie policy.